Contenidos

    alt

    “Todo el mundo asciende tarde o temprano”, me decía el otro día un buen amigo mío, “es cierto, pero sólo los mediocres lo hacen tarde” le respondí.

    Me decidí a escribir este pequeño post tras esa conversación. ¿Que características debe tener alguien para ascender “temprano”? pues simplemente hay que demostrar dotes de líder. Porque si demuestras diariamente que puedes serlo, tu jefe verá en ti a la persona idónea para ese ascenso, y te recomendará para el puesto en el momento que lo necesite. Así que no lo dudes, hazte necesitar.

    A continuación voy a mencionar la mejores cualidades de un líder, que debes interiorizar para lograr ascensos más temprano que tarde:

    –          Compromiso con la empresa: La gente en general se compromete poco con la empresa, piensa simplemente en la hora de poder irse a casa. Para diferenciarte debes demostrar que estás comprometido, no basta con ser el primero en llegar y el último en irte, o ser el que más horas extra haga, sino que debes hacer tu trabajo con entusiasmo, aportando valor a la empresa.

    Una persona comprometida, cree en el producto de su empresa, da lo mejor de si misma y se cree parte importante de la empresa. Podría mencionar muchas compañías cuyos trabajadores se sienten parte de la empresa, los Google, Apple o Starbucks son algunos de ellos.

    –          Perfeccionismo: La meta de todo empresario es cumplir sus objetivos, y para eso fuiste contratado. Cuanto mejor realices y enfoques tus tareas hacía este objetivo, más se te valorará. Trata de seguir los principios de eficacia y eficiencia, y por supuesto piensa en cómo mejorar en tu trabajo. Demuestra iniciativa y perfeccionismo en todo lo que hagas, no te estanques, sigue formándote y aprende algo nuevo cada día, sólo así estarás en la cabeza de tu jefe.

    –          Rapidez y destreza: Existe el mito de que no se puede trabajar rápido y bien, pero os contaré un secreto, ¡no es cierto! La única clave es el trabajo duro y la constancia para poder convertirlo en rutina. Dicen que si dedicas 10.000 horas a algo te acabas por convertir en un experto, ¡así que cuanto antes te pongas a ello mejor!

    –          Carisma: Un lenguaje corporal y una comunicación carismática te ayudarán a la hora de conseguir tus metas. Para potenciar estas cualidades lee libros y revistas, escucha y estate atento al tono y ritmo que utilizan los actores, políticos y presentadores de televisión. Vocalizan, se hacen entender y encima siempre tienen tema de conversación, ¡crea ese hábito!

    –          Empatía: No subestimes el poder de la empatía, si comprendes a los que te rodean, y además has cumplido con las recomendaciones anteriores, es más fácil que ganes posiciones entre los posibles candidatos a un ascenso. Ser amable, saludar, preguntar y escuchar, ayuda a generar un buen ambiente de trabajo que sólo son capaces de generar las personas acostumbradas a llevar el control. Es tan simple como ser un buen compañero capaz de trabajar sólo o en grupo y saber desenvolverse en todo tipo de ambiente, en definitiva, se trata de ser un trabajador modélico.

    Cuando comenzaste a trabajar, seguro que no te imaginabas toda tu vida en el mismo puesto. A lo largo de tu carrera profesional conseguirás experiencia tendrás y más habilidades desarrollarás, pero piensa que como tú, hay muchas personas en la empresa. Como dicen los ingleses “stand out”, estate alejado del rebaño, sobresal entre todos ellos. Así que si quieres ascender en el trabajo interioriza todas estas cualidades y repítelas a diario en el trabajo. Notarás que las cosas mejoran en tu vida.

    Y vosotros, ¿sois de los que les gusta ascender pronto a más bien tarde?.

    Javier González – Director de Ventas y Servicios Corporativos.

     

    Artículos Relacionados

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *